No es necesario vivir sumido en la oscuridad.

Para todos los profesionales de la mente

 Hoy he tenido varios pensamientos profesionalmente.
Estamos en unos momentos que todo aquel que se dedica a la doctrina hipnótica, es mirado como algo raro ósea diferente a lo llamado normal, gracias a esta forma se puede llegar al fondo del problema que es derivado del propio sistema nervioso, por causas de lo que vivimos DIA a DIA.
Tanto psiquiatras, psicólogos, hipnólogos, o cualquier especialización sobre tratamiento curativos, deberíamos de una vez ya para siempre unirnos hacia esta meta profesional que llevamos dentro de nosotros, y no despreciar la hipnosis porque no hay legislación en España. Ni ninguna universidad facultativa.
Esto no quiere decir que no sea valida, al contrario es por que la hipnosis revive desde que el hombre existe en la tierra, por lo tanto es difícil formar un sistema con la hipnosis cuando es infinita, es profunda y es la llave de muchas respuestas del pasado de las enfermedades de la actualidad.
Poder no es curar, es hundir algo natural del propio ser, yo aprendí a comprender lo que la persona no me decía, y siempre es las mismas palabras el propio silencio.
Para mucha médicos es despreciada la propia hipnosis, y sin enbargo recurren a ella, un médico no puede despreciar algo que no domina ni tiene ningún conocimiento como la hipnosis. Somos seres humanos, no dictadores de la mente, la mente y la hipnosis es la misma palabra, la mente es extracta y no la define nadie más que el mismo silencio.

Un abrazo para todos
Antonio Cosme Egea Panadero