No es necesario vivir sumido en la oscuridad.

FECUNDACIÓN IN VITRO

Estudio israelí demuestra que la hipnosis puede duplicar la tasa de éxitos de la fecundación in Vitro

Si el profesor israelí Eliahu Levitas se sale con la suya, todas las mujeres bajo tratamiento IVF se beneficiarán de un psiquiatra especializado en hipnosis a la cabecera de su cama.

Según el equipo de Levitas del hospital Soroka en Beersheva, la hipnosis puede duplicar la tasa de éxito del tratamiento de fecundación in vitro. El estudio de Levitas sobre 185 mujeres concluyó que el 28% de las mujeres en el grupo que fueron hipnotizadas llegaron a quedarse embarazadas, comparado con el 14% de los que no lo fueron.

6,1 millones de mujeres norteamericanas y sus parejas sufren de infertilidad, según la Sociedad Norteamericana de Medicina Reproductiva. De ellas, en torno al 5% elige el tratamiento de fertilización in vitro.

El IVF es un método de reproducción asistida en el que el esperma del hombre y el huevo de la mujer (oocito) se combinan sobre una placa de laboratorio, donde tiene lugar la fertilización. El embrión que resulta entonces se transfiere al útero para desarrollarse naturalmente. Generalmente, dos de cada cuatro embriones se transfieren en cada ciclo.

Según las últimas estadísticas, la tasa de éxito del IVF es similar al 20% de probabilidades de que una pareja sana y reproductivamente normal logre un embarazo que resulte en un bebé vivo en el mes que sea. El IVF fue utilizado con éxito por primera vez es Estados Unidos en 1981. Desde entonces, más de 114.000 bebés han nacido como resultado de la técnica en Estados Unidos.

El estudio israelí - el primero de su clase - fue presentado el mes pasado por Levitas a la conferencia de la Sociedad Europea de Reproducción Humana y Embriología en Berlín. Según Levitas, los resultados serán publicados pronto en una revista médica Norteamericana.

Los investigadores israelíes trataban de ver si la hipnosis podría hacer que la etapa de transferencia del embrión de IVF tuviera más éxito.

"Practicamos la hipnosis con un grupo de nuestras pacientes durante la parte más agotadora del tratamiento de IVF - la transferencia de embriones al útero", explicó Levitas a ISRAEL21c. "Es un punto crucial del tratamiento, y el punto en el cual los embriones entran en contacto con la matriz de la mujer. Todo se resume a ese momento especial, que no es muy doloroso pero es francamente agotador".

Según Levitas, ese estrés puede causar complicaciones durante la transferencia que pueden poner en peligro el procedimiento.

"Se han hecho estudios antes que dicen que durante un período de tiempo corto, hay tanto estrés en el cuerpo de la mujer que puede inducir contracciones, no obstante minúsculas, que pueden interrumpir o incluso expulsar los embriones del útero en el mismo momento en que los estamos introduciendo", dijo.

"Otras técnicas han empleado relajantes y tranquilizantes, pero nada ha funcionado. Por otra parte, la hipnosis es conocida desde hace mucho tiempo como inductora de relajación central, y hasta ha sido utilizada en intervenciones quirúrgicas para calmar a los pacientes", explica Levitas.

Las mujeres sometidas al IVF fueron examinadas para ver si eran aptas para ser hipnotizadas.

"Las mujeres que estaban interesadas firmaron una autorización y se sometieron a hipnosis con el Dr. Aldo Parmet, un ginecólogo del Soroka licenciado en hipnosis psiquiátrica. Todas las pacientes fueron entrevistadas con anterioridad y el Dr. Parmet estableció qué pacientes eran más proclives a ser hipnotizadas", dijo Levitas.

Ochenta y nueve mujeres fueron entonces sometidas a hipnosis mientras sus embriones eran implantados. Algunas se sometieron a más de un ciclo de tratamiento IVF. Noventa y seis mujeres se sometieron a transferencias embrionarias sin hipnosis. Todas recibieron un ciclo cada una.

Los resultados mostraron que más del doble de las mujeres hipnotizadas se quedaban embarazadas frente a las que no fueron hipnotizadas.

"Realizar la transferencia embrionaria bajo hipnosis puede contribuir significativamente a un incremento de la tasa de embarazo clínico", dijo Levitas en la conferencia en Berlín.

Dados los apremios logísticos y financieros, Levitas no ve razón para que el hipnotismo no fuera una opción en todas las mujeres sometidas a IVF, y espera que la publicación del estudio del Soroka provoque bastante interés como para que otras investigaciones adopten el enfoque.

"En el fondo creo que es una buena idea, funcionará. Se debe dar a las pacientes la opción si los medios son adecuados".