No es necesario vivir sumido en la oscuridad.

LA SUGESTIÓN

CAPACIDAD DE SUGESTIÓN

Los pacientes fueron sometidos a una media de cinco sesiones individuales de hipnosis de una hora cada una y, en ese estado mental de especial receptividad, se le sugiere una sensación de analgesia en partes concretas del cuerpo. «De esta forma se hace que los dolores desaparezcan, al menos momentáneamente».

Para ello se basan en la palabra. «Son sugestiones que tienen que ver con el aumento de la confianza en sí mismo, de seguridad y de bienestar. Se induce un estado de relajación, y la persona se da cuenta de que ella misma puede influir sobre el dolor y eliminarlo.

Es lo que llama mecanismo de atribución interno del dolor», dice Pérez. «sí sabemos que hay un aumento del periodo de bienestar de los pacientes y de los intervalos en los que se sienten bien y que se están manteniendo».

También que estos resultados son mejores en personas que cumplen una serie de premisas, como ser sugestionables, con un dolor de raíz psicológica o que no ofrece lo que se llama «ganancias secundarias» (cuando existe una recompensa de algún tipo por ello).

En cualquier caso, se trata de una línea prometedora:

Introducción.

La fibromialgia se acompaña de una disminución de la perfusión en las áreas subtentoriales comprobada mediante SPECT (1). La hipnosis parece aumentar y regularizar la circulación cerebral en estas áreas (2).

Objetivo.

Valorar el aumento de la perfusión cerebral mediante SPECT en pacientes diagnosticados de fibromialgia tratados farmacológicamente y mediante hipnosis, correlacionando la imagen de SPECT con su mejoría clínica (3,4).

Método.

Estudiamos 5 pacientes diagnosticados de fibromialgia según los criterios del American College of Rheumatology en tratamiento farmacológico con AINEs, antidepresivos, hipnóticos y psicoterapia hipnótica. Se realizó un SPECT en vigilia y otro en hipnosis.

Resultado.

Se objetivó un aumento de la circulación cerebral bajo hipnosis en comparación al SPECT realizado en situación de vigilia. Los pacientes mejoraron clínicamente en los siguientes 30 días, disminuyendo sus requerimientos de analgésicos, regularizando su ritmo de sueño y mejorando su actividad física diaria.

Conclusión.

La hipnosis puede ser un tratamiento coadyuvante al tratamiento farmacológico en pacientes diagnosticados de fibromialgia.