No es necesario vivir sumido en la oscuridad.

A.Lamay

 A. Lamay

Hombre de principios naturales,
forjado en las altas cimas rocosas,
descubrió el camino de su madurez,
con audacia y soledad.

Guerrero de la oscuridad, que
combate los conocimientos
escondidos de la verdad.

Su silencio, es un hálito
nacido del don saber interno.

Hipólogo por naturaleza,
la energía de su mente entra 
en el inconsciente borrando
la enfermedad.

Arqueólogo de la mente, que
descubre las piezas del pasado
y despierta la conciencia
liberando el mal.

Su personalidad autodidacta,
ha descubierto su propia terapia
original. Tiene la fuerza
del nuevo chaman.

Junio 2008. Pilar Sabater