No es necesario vivir sumido en la oscuridad.

LA HIPNOSIS Y EL DOLOR

LA HIPNOSIS Y EL DOLOR  
Se creía que el dolor era alarma de una condición física, pero el cerebro puede aprender un dolor y repetirlo. Según investigadores británicos, algunos dolores que no están ligados a alguna condición médica podrían tener su origen en el cerebro.

"El hecho de que por medio de la hipnosis clinica se haya logrado generar una experiencia de dolor legítima sugiere que algunas dolencias pueden tener su verdadero origen en nuestra mente", manifestó el investigador David Oakley. "Las personas que experimentan este tipo de dolor no se lo están imaginando", añadió. Los sujetos que obtuvieron las mayores cifras de susceptibilidad hipnótica en un análisis creado por Harvard fueron sometidos a hipnosis utilizando su imaginación. En Buenos Aires el Instituto Gubel de Investigación y Docencia en Hipnosis, Psicoterapias Breves y Medicina Psicosomática, desarrolló estrategias y aplica este tipo de terapéutica con pacientes que padecen dolor. Estudios recientes sobre hipnosis clinica cognitiva demuestran que esta disciplina puede ayudar a mitigar a los pacientes que padecen de dolor crónico, aliviando el sufrimiento y a mejorar la calidad de vida de los enfermos. En la Universidad de Gales, en Swansea, la Dra. Christina Liossi afirma que los pacientes que padecen cáncer pueden aliviar la depresión, náuseas, vómitos y el dolor que tiene como consecuencia esta enfermedad, mediante la utilización de la hipnosis clinica cognitiva como herramienta. En los casos de niños que padecen cáncer, sintieron menor dolor en aquellos que utilizaron la hipnoterapia y recibieron un anestésico local; de otros niños que no recibieron hipnosis. Mientras tanto en el Scott and White Hospital en Texas y la Universidad de Pittsburg, investigadores recurrieron a la hipnosis clinica cognitiva para tratar a pacientes con cáncer terminal y fibromialgia - dolores severos en los tejidos fibrosos y musculares -, obteniendo una considerable reducción del dolor. El alivio fue del 6,5 en una escala del 1 al 10. (Elkins y col.). Elkins proyecta que en un futuro la hipnosis clinica cognitiva tendrá un despegue porque los escáneres para observar la actividad cerebral (EEG, MRI y PET) han demostrado cambios en la percepción sensorial en los pacientes sometidos a esta técnica. La hipnosis, un estado de trance en el que el consciente deja paso al subconsciente, generalmente mediante técnicas de relajación, permite que el individuo se libere de sus inhibiciones, lo que facilita la sugestión.