No es necesario vivir sumido en la oscuridad.

Cómo se sugestiona

<p><style type="text/css">h1 { margin-top: 0cm; margin-bottom: 0cm; }h1.western { font-family: "French Script MT",cursive; font-size: 18pt; }h1.cjk { font-family: "Arial"; font-size: 18pt; }h1.ctl { font-family: "Arial"; font-size: 12pt; }p { margin-bottom: 0.21cm; }</style>
<h1 class="western"><span style="color: rgb(255, 255, 0);"><font face="Times New Roman, serif">HISTORIA DEL HIPNOTISMO O SUEÑO</font></span></h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"><span style="color: rgb(255, 255, 0);"><br />
</span></h1>
<h1 class="western"><span style="color: rgb(255, 255, 0);"><font face="Times New Roman, serif">Los asirios, caldeos y egipcios, desde la más remota antigüedad conocían esta ciencia, que los griegos denominaron magnés (imán), esto es ((atracción entre dos cuerpos)). A su conocimiento y ejercicio debian su influencia los sacerdotes egipcios, las célebres sibilas griegas, y los oráculos de la antigua Roma.</font></span></h1>
<h1 class="western"><span style="color: rgb(255, 255, 0);"><font face="Times New Roman, serif">Posteriormente, y en otra civilización como lo es la India, hemos podido comprobar que sus fakires la ejercían de tiempo inmemorial. El pueblo, atemorizado por los fenómenos hipnóticos producidos por su sacerdotes, reconocibles una naturaleza divina, y de aquí la influencia que en él ejercían. Posteriormente las gentes de ciencia los estudiaron, y durante la Edad Media vemos a los que eran tenidos por magos y hechiceros emplearlos como medios terapéuticos, realizando distintas curaciones. Así vemos en el siglo XV a Paracelso, tenido en aquellos tiempos como una lumbrera en el arte de curar, dedicarse por completo al estudio de las ciencias llamadas ocultas, logrando maravillosos resultados por medio del magnetismo y la sugestión. Un siglo después florece en esta ciencia Van Helmon, publicando algunos escritos acerca la misma; Considerado, según propia expresión, el magnetismo ((u agente oculto producido por la economía humana que exige la cooperación del contacto y de la voluntad para que se realice el fenómeno.)) En el mismo siglo XVI un escocés llamado Greattraches, sorprendió por sus maravillosas curaciones, aplicando sólo sus manos al cuerpo de los pacientes. Ya en el siglo XVIII aparece el coloso Mesmer, médico alemán. Conocedor de las antiguas ciencias ocultas, asi como de las teorias de Paracelso, proclamó el magnetismo animal, fundándolo en los siguientes aforismos : el cuerpo humano experimenta los efectos del fluido universal que afecta inmediatamente los nervios, y se infiltra en su sustancia, dotándolos de propiedades similares al imán. Esta propiedad puede comunicarse igualmente a los cuerpos animados que a los inanimados. La acción magnética puede ejercerse de cerca y a distancia, significándose a veces en convulsiones, alteraciones de la economía animal, como asimismo cura enfermedades reputadas por incurables. Creía, como los antiguos, en la influencia de los astros, ya que en su concepto el cuerpo humano es una modificación de la atracción universal; y la influencia decía ser debida a la medicación de un fluido sutil que rodea el universo y penetra en el cuerpo humano. A un cuando debemos desechar semejante teoría, hay que hacerle justicia, y si bien no logró arrojar el lastre de las antiguas ciencias, es innegable que fue el precursor y podríamos llamarle padre del moderno hipnotismo. Como todos los hombres que descuellan de sus semejantes, fueron durante atacado y calumniado por sus contemporáneos, llegando a motejarle con los dictados de estafador y vividor, atribuyéndole los más repugnantes vicios y defectos; bajando al sepulcro pobre y olvidado, ante la mayor indiferencia. Sin embargo, el tiempo reivindícale; sus obras quedaron, y los infamantes libelos que con tanta saña le combatieron yacen en el más completo olvido. Como si se hubiera llevado a la tumba todo el interés que habían despertado los experimentos hipnóticos, cayó durante un lapso de tiempo esta ciencia, sumida en el más completo abandono, hasta que un siglo después, el abate faria, en 1815, merced a las prácticas que avía presenciado en los fakires, estudió detenidamente el fenómeno y puso de nuevo en el tapete la batallona cuestión, logrando que en ella se fijarán algunas eminencias científicas de su tiempo; y más tarde, Deleuze, Virey y otros muchos más, en sus escritos, acerca de cuya veracidad no puede dudarse, han patentizado la importancia de aquella rama de la ciencia que a tan contradictorias apreciaciones se presta; apareciendo finalmente en Paris, al finalizar el primer tercio de siglo pasado, la obra del barón </font> </span></h1>
<h1 class="western"><span style="color: rgb(255, 255, 0);"><font face="Times New Roman, serif">Du Potet, que puede decirse es la consagracióncintifica del magnetismo.</font></span></h1>
<h1 class="western"><span style="color: rgb(255, 255, 0);"><font face="Times New Roman, serif">Durante esta época diese a conocer en Paris también, el célebre conde Cagliostro, a favor de cuyas aventuras la fantasía de Alejandro Dumas escribió su novela ((Las memorias de un médico)), tal vez la más interesante de cuantas han brotado de su fecunda pluma. A partir de esta época, solamente los contrarios apasionados, los que así convienen a sus intereses, y en último lugar los ignorantes y los necios, se han atrevido a negar la evidencia de los experimentos magnéticos. En nuestros días, el doctor Charcot, verdadera lumbrera médica de los hospitales de Paris, es uno de sus más constantes y entusiastas adeptos, rindiendo un verdadero culto a los fenómenos hipnóticos y sugestivos, gracias a los cuales ha realizado curas verdaderamente admirables en dolencias con las cuales inútilmente se habían empleado cuantos medios la ciencia aconseja. Médicos tan reputados como Braid y bernehime (aunque erróneamente niegan éstos la existencia del fluido, atribuyendo sólo los fenómenos hipnóticos a la sugestión), Liabeaud, Beaunés, Juckey, y otros no menos conocidos, cuyos nombres seria prolijo enumerar, han reconocido la importancia del magnetismo, dedicando a esta rama de la ciencia toda la atención que en realidad se le debe, y en nuestros días, repito, sólo a los que así les conviene por sus miras, o los necios e ignorantes puede serles permitido poner en duda aquello que con avasalladora elocuencia la realidad les muestra ante sus propios ojos.</font></span></h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"><span style="color: rgb(255, 255, 0);"><font face="Times New Roman, serif">FORTALECER LA MIRADA</font></span></h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"><span style="color: rgb(255, 255, 0);"><font face="Times New Roman, serif">Queda expresado también que en los ojos del experimentador debe residir la mayor parte de su fuerza, que es uno de los primeros elementos al que debe concedérsele la mayor importancia, motivo por el cual creo acertadas algunas advertencias, a fin de que adquieran las condiciones precisas, indicando un sencillo ejercicio.</font></span></h1>
<h1 class="western"><span style="color: rgb(255, 255, 0);"><font face="Times New Roman, serif">Recórtese un disco de papel o tela negra del tamaño de una moneda de cinco céntimos, péguese en el entrecejo y colóquese luego a la distancia de unos cincuenta centímetros ante un espejo, y sin pestañear fíjese la mirada en la señal que ostenta nuestra propia imagen en el espejo. El primer día hágase esta operación durante un minuto y váyase aumentando un minuto diario hasta llegar a quince. Por medio de este ejercicio se logrará la mirada central, y no se tardará mucho, después de sucesivas experiencias, en brotar una mayor brillantez y fijeza, al extremo que no habrá quien logre, al dirigirla la suya, obligarle a desviar la mirada.</font></span></h1>
<h1 class="western"><span style="color: rgb(255, 255, 0);"><font face="Times New Roman, serif">Estos ejercicios convienen hacerlos por la mañana al levantarse.</font></span></h1>
<h1 class="western"><span style="color: rgb(255, 255, 0);"><font face="Times New Roman, serif">DESARROLLO DE LA FUERZA DE VOLUNTAD</font></span></h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"><span style="color: rgb(255, 255, 0);"><font face="Times New Roman, serif">Siendo, como queda dicho, la voluntad y confianza en sí mismo uno de los primordiales elementos para influenciar a nuestros semejantes debe su ejercicio y desarrollo ser el principal punto de mira para obtener el triunfo; y una vez convencido de sí mismo, en plena posesión de su individuo, vencerá en cuanto se proponga. Mentalmente procúrese autosugestionar con las siguientes consideraciones:</font></span></h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"><span style="color: rgb(255, 255, 0);"><font face="Times New Roman, serif">Mi voluntad es firme, y nadie puede resistirse a mis deseos.</font></span></h1>
<h1 class="western"><span style="color: rgb(255, 255, 0);"><font face="Times New Roman, serif">No debo desanimar jamás. He de alejar toda preocupación:</font></span></h1>
<h1 class="western"><span style="color: rgb(255, 255, 0);"><font face="Times New Roman, serif">Triunfaré siempre en todo. No puedo ser derrotado.</font></span></h1>
<h1 class="western"><span style="color: rgb(255, 255, 0);"><font face="Times New Roman, serif">Tengo una voluntad fuerte. Con ella dominaré a los demás como me domino a mi mismo.</font></span></h1>
<h1 class="western"><span style="color: rgb(255, 255, 0);"><font face="Times New Roman, serif">Mis semejantes me quieren.</font></span></h1>
<h1 class="western"><span style="color: rgb(255, 255, 0);"><font face="Times New Roman, serif">No tengo enemigos, y caso de tenerlos haré que dejen de serlos, porque ésta es mi voluntad. Los que logren penetrarse de estos principios harán indudablemente rápidos progresos dentro del magnetismo.</font></span></h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"><span style="color: rgb(255, 255, 0);"><font face="Times New Roman, serif">TRANSMISIÓN DE LA INFLUENCIA</font></span></h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"><span style="color: rgb(255, 255, 0);"><font face="Times New Roman, serif">Durante el sueño hipnótico de un persona, puede transmitir la influencia a una tercera persona, colocándole las manos en su frente durante algunos minutos, o sugestionando a la persona de que le obedecerá.</font></span></h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"><span style="color: rgb(255, 255, 0);"><font face="Times New Roman, serif">LA TRANSFORMACIÓN ES MAS FACIL QUE LA CREACIÓN</font></span></h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"><span style="color: rgb(255, 255, 0);"><font face="Times New Roman, serif">Le es mucho más fácil al hipnotizador hacer creer ala persona que una cosa es otra distinta de la que es en realidad, que no hacerle ver un objeto alli donde no existe. Un ejemplo: Ala persona se le hará tomar con mayor facilidad por champán y otra bebida, el agua y otro liquido conteniendo en un vaso, que aproximando a sus labios un vaso que nada contenga. Creerá con mayor facilidad tener en sus manos una arma mortífera, depositando en ella, por ejemplo, el mango de una escoba, que dejándole de entregar objeto alguno. Debe el hipnotizador tener muy presente esta advertencia cuando trate de crear alucinaciones en sujetos que no estén sumidos en profundo sueño hipnótico.</font></span></h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"><span style="color: rgb(255, 255, 0);"><font face="Times New Roman, serif">LO QUE DEBE EVITAR EL MAGNETIZADOR</font></span></h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"><span style="color: rgb(255, 255, 0);"><font face="Times New Roman, serif">No debe desdeñarse, sino muy al contrario, conceder la importancia que debe merecerle al hipnotizador el cultivo nervo-muscular, a cuyo fin haré indicación de cuanto puede perjudicarle en alto grado. No golpee con los dedos objeto alguno, de la misma manera que evitará hacerlo en el suelo con los pies. No silbe ni canturree tampoco inconscientemente. Evite guiños y parpadeos extraños o anormales, del mismo modo que se abstendrá de movimientos musculares y contracciones del rostro, la bios o boca, al escribir, dibujar, imar, u otra cualquier ocupación. Aléjense las preocupaciones y las inquietudes, de la misma manera que la cólera, el rencor y el odio. Procúrese no ocupar la imaginación con pensamientos inútiles, del mismo modo que insistir mentalmente en una resolución que haya de tomarse. Esto debilita nuestra energía en alto grado cuando llega la ocasión de ponerla en práctica. Meditese concienzudamente, y una vez acordado, que no preocupe nuevamente hasta la hora de la ejecución. Deséchese el miedo a la pobreza, a las enfermedades y a la muerte.</font></span></h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"><span style="color: rgb(255, 255, 0);"><font face="Times New Roman, serif">FORTALECER EL, PENSAMIENTO</font></span></h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"><span style="color: rgb(255, 255, 0);"><font face="Times New Roman, serif">El poder del pensamiento puede aumentarse con la práctica firme y consistente. Al igual que adquiriendo el desarrollo muscular por medio del ejercicio de los músculos que ya poseemos, logramos también el desarrollo mental con el ejercicio de la mente que poseemos también. En todos los órdenes de nuestra vida el desarrollo es el resultado del ejercicio y busca una mayor expresión externa por medio de la forma que la contiene. El ejercicio, ejerciendo presión (y permítame la frase) sobre la forma, más ancha; determina un aumento de volumen de ella, y este aumento, nueva materia aportada, viene a formar una forma total. Cuando por medio del ejercicio se desarrolla o prolonga un músculo de nuestro cuerpo, afluye a él mayor vida, las células se multiplican, y su volumen o extensión aumentan. Del mismo modo una mente en constante ejercicio crece y se desarrolla en bien o en mal, según sea el ambiente en que se mueve. Escójase, por ejemplo, un libro de autor competente que contenga máximas o pensamientos nuevos y vigorosos. Léase lentamente tres o cuatro sentencias, no más, y medita con intensidad y fíjese sobre aquello que se ha leído. No andan desacertados los que aconsejan que se piense dos veces en lo mismo que se lee, ya que la lectura aquella no tiene por objeto </font> </span></h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"><span style="color: rgb(255, 255, 0);"><font face="Times New Roman, serif">simplemente el adquirir nuevas ideas, sino fortalecer las facultades mentales. A ser posible, dedíquese una media hora a esta practica, y en caso de fatiga puede empezar por un mínimo de quince minutos. El ejercicio de esta sencilla práctica con ansiedad durante algunos meses determinará un claro desarrollo de la fuerza mental, y se tratarán convenientemente los problemas ordinarios de la vida de un modo más efectivo.</font></span></h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"><span style="color: rgb(255, 255, 0);"><font face="Times New Roman, serif">GRADOS DEL SUEÑO HIPNOTICO</font></span></h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"><span style="color: rgb(255, 255, 0);"><font face="Times New Roman, serif">Estos varían según sea la naturaleza de las personas. En el primer grado sólo se experimenta una somnolencia o adormecimiento más o menos pronunciado y pesadez en los párpados. En el segundo grado los sujetos conservan los párpados cerrados, oyen lo que se les dice y se dan cuenta de cuanto sucede a su alrededor, pero sujetos a la voluntad del operador; su cerebro está en el periodo que los magnetizadores llaman hipotaxio o encanto. La catalepsia sugestiva caracteriza este grado, produciéndose el siguiente fenómeno. En cuanto el sujeto está dormido, si se le levanta el brazo queda en el aire; lo mismo sucede si se le levanta una pierna y asimismo conservan todos los miembros la actitud que se les imprime. En el tercer grado aparece el entorpecimiento más pronunciado; la sensibilidad táctil se embota o extingue. En este estado, además de la catalepsia sugestiva, el sujeto es capaz de movimientos automáticos. Al doblarle los brazos se le ponen en movimiento diciéndole en tono imperativo: No puede usted tenerlos quietos: empieza a moverlos vertiginosamente hacia uno y otro lado indefinidamente a voluntad del hipnotizador, hasta que imponiéndole igualmente su voluntad le ordene que es tuviese quieto. En este grado, el magnetizado a voluntad también del operador, percibe cuanto se dice y desarrolla en su al rededor suyo. El cuarto grado, además de los precedentes fenómenos, se caracteriza por la pérdida total de relaciones con el mundo exterior. Solamente obedece y percibe la voz del hipnotizador; pero a voluntad de éste comunicará, si así se le ordena, con cualquiera de los presentes. Los grados quinto y sexto quedan caracterizados por el completo olvido en el sujeto de todo cuanto ha pasado o realizó durante el sueño. Es lo que constituye el sonambulismo. El quinto grado es el sonambulismo ligero. Los sujetos conservan un vago recuerdo de lo que oyeron en ciertos momentos, y puede hacérseles la regresión, o sea el recuerdo de lo que realizaron durante el sueño. En el sexto grado, o sonambulismo profundo, pierde por completo la noción de todo recuerdo a voluntad del operador. El sujeto queda convertido en un verdadero autómata, del hipnotizador.</font></span></h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"><span style="color: rgb(255, 255, 0);"> <font face="Times New Roman, serif">SONAMBULISMO</font></span></h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"><span style="color: rgb(255, 255, 0);"><font face="Times New Roman, serif">La educación de los sonámbulos es la tarea más importante y difícil para el hipnotizador experimentado. Procurará aislarle de los objetos con los cuales está en relación, evitando el hacerle preguntas indirectas o insignificantes. Se le ayudará en su trabajo, dirigiéndole hacia un fin útil, sin abrumarle a preguntas ni contrariarle. Cuando dé señales de fatiga se le dejará descansar, despejándole algo. Se le irá desarrollando gradualmente la lucidez, sin exigirle jamás esfuerzos superiores a sus facultades. </font> </span></h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"><span style="color: rgb(255, 255, 0);"> <font face="Times New Roman, serif">VISTA A DISTANCIA </font> </span></h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"><span style="color: rgb(255, 255, 0);"><font face="Times New Roman, serif">El operador, cuando pretenda que el sonámbulo desarrolle la vista a distancia (fenómeno conocido vulgarmente con el nombre de viaje) que consiste en el desdoblamiento del sujeto, debe conducirle paso a paso, guiándole con toda claridad hasta el sitio que se quiere explorar. Debe ponerse en ello especial cuidado, a fin de evitar que el sujeto vaya a otro sitio distinto del que se el pretende dirigir. No se le obligará a abrazar con su vista más de un objeto a la vez, pues que sólo puede examinarlos sucesivamente unos tras otros. Igualmente al consultarle por algún enfermo, no debe exigírsele que descubra a la vez todos los síntomas de la enfermedad; debe permitírsele que examine una a una todas las partes del cuerpo, ayudándole siempre con su voluntad el experimentador.</font></span></h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"><span style="color: rgb(255, 255, 0);"> <font face="Times New Roman, serif">METODO INDO – ORIENTAL</font></span></h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"><span style="color: rgb(255, 255, 0);"><font face="Times New Roman, serif">La forma más usada en la india Oriental está excluida de pases. Reúnense varias personas, concentran su imaginación dirigiendo sus miradas a la cabeza de la persona que tratan de magnetizar, como sobre un pensamiento fijo, y cae el sujeto a los pocos instantes en un profundo sueño, con los ojos medio cerrados. Establecerse acto seguido la concentración mental con alguno de los presentes, a cuyas preguntas contesta el sujeto sumido en un estado de profundo hipnosis.</font></span></h1>
<h1 class="western"><span style="color: rgb(255, 255, 0);"><font face="Times New Roman, serif">Otro método consiste en estirar sus dedos el operador moviéndolos alrededor de la cabeza de la persona que trata de magnetizar, pasándolos por delante de los ojos del sujeto. Esta operación se repite hasta que aquél cierra los párpados. Al mismo tiempo, a intervalos, el operador sopla su aliento sobre la cabeza del paciente, asimismo como entre sus cejas y raíz de la nariz. </font> </span></h1>
<h1 class="western"><span style="color: rgb(255, 255, 0);"><font face="Times New Roman, serif">A los pocos minutos se produce el fenómeno, quedando el sujeto profundamente dormido y en disposición de contestar a las preguntas que le dirija el operador.</font></span></h1>
<h1 class="western"><span style="color: rgb(255, 255, 0);"><font face="Times New Roman, serif">Otros sistemas consisten en echar el aliento a la frente y cejas del sujeto, al mismo tiempo que se le dice: ( Usted no puede resistir el sueño; se le cierran los ojos; usted se duerme. (Duerma) Se ha dormido ya, Más profundo, más y más ... Si se emplea un tubo para echarle el aliento, tiene la doble ventaja de podérsele dirigir la corriente sin que sé esperza, duplicando su potencia. Se emplea también otro sistema, que consiste en hacer sentar cómodamente el sujeto mientras el operador le va repitiendo un monosílabo casi ininteligible, al propio tiempo que realiza algunos pases ante sus ojos, concentrándose hasta que logra el sueño profundo del magnetizador. Para terminar daremos a conocer otro de los sistemas conocidos. Persuádase o abrigue el operador la firme creencia de que entre las cejas y en la raiz de la nariz del sujeto existe un fluido magnético. Con sus dedos apodérese de este fluido, y tirese de la cabeza hacia él repetidas veces. El sujeto sensible no tardará en responder a esta operación y paulatinamente le irá invadiendo una somnolencia que dará por resultado un profundo sueño hipnótico.</font></span></h1>
<h1 class="western"><span style="color: rgb(255, 255, 0);"><font face="Times New Roman, serif">Queda con lo dicho demostrado que son variadísima las formas usadas para producir el sueño en lo sujetos, y estriba en la habilidad, experiencia y maestría del operador escoger el más a propósito para conseguir su objeto, según sean las condiciones y naturaleza de la persona que pretenda dormir, sin que pueda establecerse una regla fija aplicable a todos los casos.</font></span></h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"><span style="color: rgb(255, 255, 0);"><font face="Times New Roman, serif">RADIACIÓN DE LA INFLUENCIA MAGNETICA</font></span></h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"><span style="color: rgb(255, 255, 0);"><font face="Times New Roman, serif">Enciérrese el experimentador en una habitación en lacual no pueda ser molestado; tome asiento cómodamente con músculos y nervios aflojados; esto es, en completa pasividad, desechando toda preocupación a fin de no alterar la proyección de la fuerza de voluntad. El operador, ante una mesa, escribirá por ejemplo:</font></span></h1>
<h1 class="western"><span style="color: rgb(255, 255, 0);"><font face="Times New Roman, serif">(Quiero que fulano haga tal o cual cosa.) Mirará con fijeza las palabras escritas, concentrándose y fijando exclusivamente su pensamiento sobre el sentido de las mismas durante unos quince minutos, respirando hondamente.</font></span></h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"><span style="color: rgb(255, 255, 0);"><font face="Times New Roman, serif">MAGNETIZACIÓN DE LOS CUERPOS INANIMADOS</font></span></h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"><span style="color: rgb(255, 255, 0);"><font face="Times New Roman, serif">No sólo los seres del reino animal sienten los efectos del fluido magnético, según afirman varios célebres y sabios operadores, sino que, según ellos, llega la influencia hasta el reino vegetal y los cuerpos inanimados. El agua, por ejemplo, admite las fluidificaciónes, reteniéndolas por espacio de mucho tiempo. Lo mismo puede decirse de las flores, y aun de los áboles, que una vez fluidificados dejan sentir la influencia en la personas que se sientan bajo su sombra.</font></span></h1>
<h1 class="western"><span style="color: rgb(255, 255, 0);"><font face="Times New Roman, serif">Los célebres amuletos no eran otra cosa que objetos sometidos a la influencia de los fluidos magnéticos. Se dice algunos Magnetizadores hipnotizaban plantas árboles. algunos asegura que el agua magnetizada posee maravillosas cualidades curativas, llevando directamente al estómago un agente magnético que sé excitando la transpiración y las secreciones. el magnetizador coge una silla, a lo cual hizo sentar a una joven que quedó dormida a los pocos momentos, a pesar de hallarse hojeando un ábum cuyos dibujos tenia interés en contemplar.</font></span></h1>
<h1 class="western"><span style="color: rgb(255, 255, 0);"><font face="Times New Roman, serif">Otros magnetizadores cogerán un vaso de agua magnetizada a cierto enfermo acometido por incesantes vómitos, pudiendo ver con sorpresa que cesaron casi instantáneamente. Al dia siguiente, habiéndole sobrevenido al paciente la misma dolencia, le hizo probar para convencerse, un vaso de agua común, sin lograr efecto alguno, cosa que no sucedió al administrarle, como en el dia anterior, otro vaso de agua hipnotizada, pues los vómitos le cesaron también casi instantáneamente. </font> </span></h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"><span style="color: rgb(255, 255, 0);"> <font face="Times New Roman, serif">COMO SE MAGNETIZA UNA FLOR</font></span></h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"><span style="color: rgb(255, 255, 0);"><font face="Times New Roman, serif">Cortar, procurando que su tallo tenga unos veinte centímetros; introdúzcase en un vaso de agua. Fijese la mirada en un punto de ella, aproximándole las puntas de los dedos de las dos manos, en posición horizontal y frente una de otra. Pasados algunos minutos de realizar esta operación, sepárense las manos con lentitud y sacúdanse los dedos al tenerlos a alguna distancia. Seguidamente, y por espacio de unos minutos también, rodéase la flor con ambas manos, como si se tratara de protegerla.</font></span></h1>
<h1 class="western"><span style="color: rgb(255, 255, 0);"><font face="Times New Roman, serif">Apliquese luego el aliento y la flor queda magnetizada. Entréguese a una persona sensible, y no tardará en sentir los efectos del sueño.</font></span></h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"><span style="color: rgb(255, 255, 0);"><font face="Times New Roman, serif">PARA HIPNOTIZAR UN VASO DE AGUA</font></span></h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"><span style="color: rgb(255, 255, 0);"><font face="Times New Roman, serif">Se sostiene con una mano, mientras se pasa la otra consecutivamente distintas veces muy cerca la superficie del liquido, insuflación andola suavemente a cada paso. A los pocos minutos queda el agua hipnotizada</font></span></h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"><span style="color: rgb(255, 255, 0);"> <font face="Times New Roman, serif">PARA MAGNETIZAR UN ARBOL</font></span></h1>
<h1 class="western"> </h1>
<h1 class="western"><span style="color: rgb(255, 255, 0);"><font face="Times New Roman, serif">Se abraza su tronco fuertemente, permaneciendo en esta posición por espacio de algunos minutos, pasados los cuales el magnetizador se separa algunos pasos, y colocando a una distancia que con su mirada le abrace de la raíz a la copa, extiende hacia él los brazos y los dedos de la mano, aviándole su fluido magnético, imprimiendo un ligero movimiento de arriba abajo, a fin de que llegue desde sus ramas superiores a la base del tronco. Esta operación se repetirá en cada uno de los cuatro puntos cardinales y en derredor del árbol por espacio de media hora. Repítase durante cuatro o cinco dias, y el vegetal quedará impregnado de los fluidos del magnetismo, y por lo tanto, magnetizado. Cuantos se sientan a su sombra experimentarán los efectos, y bajo su influencia les invadirá el sueño a no tardar. Según sea la naturaleza del árbol y la potencia fluidica del hipnotizador, conservará por más o menos tiempo esta propiedad, debiendo tener también en cuenta que los agentes atmosféricos, como los vendavales, las lluvias, etc., pueden ser causa de su pérdida.</font></span></h1>
<h1 class="western"> </h1>
</p>