No es necesario vivir sumido en la oscuridad.

La Hipnósis Forense

LA HIPNOSIS FORENSE

Para encausar a alguien, argumentando que se ha usado como herramienta coercitiva/patógena.

Como defensa en términos de automatismo.

Como máquina de la verdad.

Para facilitar la memoria.

Evidencia: La evidencia sobre la hipnosis como herramienta coercitiva y generadora de automatismos fuera de control indica que: Bajo hipnosis no se da mayor riesgo de cometer actos ilegales, inmorales, indecentes o auto-lesivos que fuera de ella. Los simuladores (de estar hipnotizados) los realizan más que los hipnotizados reales.

La persona hipnotizada no pierde el control ni la conciencia de lo que hace: los supuestos actos delictivos y vejaciones realizados o recibidas bajo hipnosis se entienden más como respuestas ya motivadas en la persona, para complacer al hipnotizador (ejemplo: terapeuta), por presión social y las exigencias de la situación (demanda característica) de la situación.

La hipnosis no tiene más poder de coerción que otras formas de presión social o de motivar a las personas a que hagan algo inadecuado: es el control social lo que importa.

La hipnosis como máquina de la verdad: No hay evidencia de que la persona hipnotizada se vea impelida a decir la verdad. Personas hipnotizadas suelen fingir ciertas reacciones sugeridas, como amnesia o alucinaciones.

No hay criterio alguno para saber si una persona está, o no, hipnotizada, por lo que puede incluso mentir diciendo que lo está.

En la clínica se observan pocas mentiras por el rapport establecido entre terapeuta y paciente, pero no hay ninguna razón teórica ni experimental que indique que el paciente no puede mentir bajo hipnosis si lo desea.

La hipnosis como herramienta patógena: los riesgos demostrados de la hipnosis son: Dejar de usar otros procedimientos creyendo que la hipnosis es una terapia eficaz para todo y para todos.

La creación de falsos recuerdos, lo que depende de: La creencia de que la persona hipnotizada no puede mentir (hipnosis como la máquina de la verdad).

La creencia de que la hipnosis tiene la capacidad de generar hipermnesia y precisión en el recuerdo (ej.: regresión de edad).

Las preguntas tendenciosas.

Conclusión:

Los riesgos de la hipnosis dependen de las preguntas tendenciosas y de las creencias que los usuarios (pacientes, víctimas, testigos, acusados) y los terapeutas, policías, jueces, investigadores forenses, etc., mantienen sobre ella.

EXTRACTO DE LAS DIRECTRICES PARA EL USO FORENSE DE LA HIPNOSIS

El uso de la hipnosis debería ser consistente con las salvaguardas legales y clínicas encaminadas a asegurar el bienestar del sujeto y demás personas implicadas.

La hipnosis no debería usarse con niños muy pequeños.

Ante todo, el uso de la hipnosis ayuda a una investigación para generar información adicional que puede ser investigada. Su uso no es generar material que no pueda ser corroborado en forma alguna, como son las emociones, sentimientos, opiniones y suposiciones.

Una corroboración independiente se define como la evidencia que confirma de forma clara e inequívoca el hecho de que el crimen en cuestión se ha cometido, y/o lo ha cometido el acusado…

El cliente de las interacciones forenses sobre un asunto, es, ante todo, la persona que está siendo hipnotizada.

.

El hipnotizador debería tener formación específica en hipnosis que sea consistente con los requerimientos de la Sociedad Australiana de Hipnosis (o su equivalente en otras naciones).

El hipnotizador debería tener el derecho, en última instancia, de terminar la sesión en cualquier momento considerando las necesidades del sujeto más que las necesidades de la investigación.

Los derechos legales y bienestar de la persona deberían ser los factores primordiales en cualesquiera decisiones que el hipnotizador realice antes, durante o después de la sesión de hipnosis.

La hipnosis debería usarse en la investigación de un crimen (por ejemplo, abuso sexual), personas desaparecidas, si se observa al comienzo que su uso añadirá el de la hipnosis, la investigación o cuando exista evidencia, por ejemplo, de que ha ocurrido un abuso sexual, la introducción de la

hipnosis puede hacer un gran papel de la investigación hacia los hechos reales volviendo cuando ocurrió los hechos.

Se debería considerar el uso de la hipnosis habitualmente con víctimas y testigos; sólo bajo circunstancias excepcionales debería considerarse con sospechosos o demandados.