No es necesario vivir sumido en la oscuridad.

Terapia de Regresión

 

HISTORIA PSIQUICA

 

Antiguamente este conocimiento era exclusivo de las pocas personas que participaban en las Escuelas de Iniciación. Mediante tortuosos porcesos iniciáticos, este conocimiento se encriptó,para su defensa,con alto hermetismo.

Existen varias vías de acceso a los registros de vidas pasadas, de forma espontánea o inducida.La mas común es por vía de los sueños, y como parte de los sueños se pueden confundir (en su mensaje) con otras expresiones del subconciente: viajes astrales, mensajes del Yo Superior, premoniciones, resolución de situaciones, etc.

Por las vías inducidas,el proceso de profundo reláx, de caracter hinóptico, es el más francamente terapéutico. Se llega a la raíz de las situaciones a resolver. No es fácil, no es un proceso intelectual. Es empírico, depende de la práctica, y principalmente de la motivación del practicante.

La voluntad, es el principal motor, tanto para el registro de los sueños como para efectuar la regresión.

El disciplinamiento de los estados, tal como Rudolf Stenier preconiza, “en cierta” forma se entra en el estado nocturno “concientemente y diurnamente”.

Es un 4to estado?… es el samadhi? es el teruya? sea cual sea, es un camino de abordaje a la gran sabiduría del Yo superior o Yo Crístico que Karl Young detectó científicamente.

En un momento de la vida, todo ser humano se enfrenta a ese estado y a ese ser…
Pero para abordar ese estado y ese registro se deben asumir ciertas concepciones, ineludibles. Sin ellas la regresión puede transformarse en algo traumatizante.

Antes de tentar alguna técnica de regresión a otras vidas, es necesario meditar sobre los
siguientes conceptos fundamentales, para que la experiencia no sea traumática.

Ley de causa y efecto:
Es una ley universal que se cumple permanentemente. Todo efecto tiene una casua de inicio por más pequeña que sea. Muchas veces confundimos el efecto, con la causa, y no es así. En la medicina alopática, corrientemente, suele confundirse este concepto. En ello, está toda la frustración de la investigación científica en el tratamiento de enfermedades.
Por ejemplo: la hipertensión no es una causa, es un efecto de una irregularidad alimentaria, y la irregularidad alimentaria es inducida por una postura incorrecta en la alimentación y fundamentalmente por los conceptos que estresan nuestro cotidiano.

Todo conflicto vincular, o sicológico o de condición social tiene una causa. Muchas veces esa causa es una opción nuestra incorrectamente tratada.

Muchas veces una herida de un enfrentamiento deja su huella a través del tiempo, en la piel del nuevo cuerpo que tomamos.
Por ejemplo: manchas en el cuerpo, pueden ser restos de registros etéricos de heridas sufridas en vidas pasadas.

 

Una relación actual de carácter conflictivo, puede ser la continuación de un problema no resuelto en el pretérito de una pareja, vivido en otro tiempo.
También los efectos se transforman en causas, y pueden multiplicarse.

Karma:
Cuestiones no resueltas en una vida, se transforman en débitos para una vida presente.
Temas, relaciones, trabajos para con el prójimo, aprendizajes emocionales, etc.
Eso es karma, una materia pendiente que siempre se puede negociar. El error es pensar que el karma no es mutable. El karma es plástico y se puede negociar, pedir revocamiento de su peso, y cerrar la cuenta de todo lo que,aparentemente, se debe.

Muchas cuestiones emocionales o de enfermedades son cuestiones kármicas, especialmente enfermedades genéticas, que tienen un porque en la estructura etérica del ser humano siendo un aprendizaje pendiente.
Los rastros de la violencia que el ser humano ha sufrido durante siglos, deja sus huellas y desestrucutura una vida. Con una nueva vida, se re-estrucutura el cuepro físico siendo una nueva oportunidad para reproducir el equilibrio -necesario.

Los vínculos permanecen:
Por amor o por dolor, las personas permanecen vinculadas a través de los siglos y de los
tiempos. Siempre es una cuestión de aprendizaje. Algo entre ellos hay pendiente para construir, o para remediar, o para compensar.

Tanto el odio como el amor permanece y une a las personas a través de las vidas.
Lo que se debe asumir es que los roles parentales o de género, son rotatorios y puede
ser que un hombre asuma el género femenino en una nueva vida para aprender cuestiones vinculares con una persona que también muta de sexo en una nueva vivencia conjunta.

Para mal o para bien, la búsqueda del equilibrio y la oportunidad de resolver cuestiones pendientes, siempre existen y vuelven a repetirse a través de los tiempos.
Padres pueden transformarse en hijos, esposos en hermanos, amantes en enemigos, etc.
Pareciera que esa promiscuidad aparente eleva la consigna de la tolerancia en la observación de nuestra vidas pasadas.

Auto-Perdón y Perdón a los demás:
A través de los tiempos varias personas pueden estar ligadas por un conflicto no resuelto.
Alguna vez, en alguna oportunidad deben terminar el

conflicto. Lo deben terminar de forma “civilizada” de carácter evolucionado.
El perdón, más que el reconocimiento de posiciones erradas y de acciones mál transitadas, es el desligamiento síquico de dos o más personas.El perdón debe ser a uno mismo, y hacia los demás.
Para uno mismo, se transforma en un sinceramiento que debe ser permanente, y hasta quizás tolerante: como un cultivo constante de auto comprensión de las grandes limitaciones y especialmente de las ignorancias en estos temas.

El perdón hacia los demás debe ser unilateral. No es indispensable que sea consentido por la otra persona. Debe ser por inciativa propia, la persona que es perdonada ya no cuenta. Es desconectada del rencor que los une, y el ser que perdona se quita de encima un peso enorme, o quizás una mochila que llevó durante siglos.