No es necesario vivir sumido en la oscuridad.

La Reencarnación

La Reencarnación

 

Dado el interés que para mí reviste el tema e indagando acerca de él, he tratado de interiorizarme en todo lo que abarca la reencarnación, y aún cuando acepto que dada amplitud del mismo pasarán muchos años más para lograr un conocimiento profundo acerca de la reencarnación, sin duda todo lo que hasta hoy conozco me hace tener la convicción plena de que sólo una experiencia de vida sería escasa para todos el potencial que como seres espirituales tenemos

En el siguiente trabajo me voy a basar principalmente en autores de libros que entienden perfectamente del tema, además de los conocimientos que tengo acerca de la reencarnación.

 

Durante los últimos 20 años, tan gradualmente que apenas nos hemos dado cuenta, los de la sociedad occidental hemos sufrido una especie de revolución en la conciencia. Existe ahora toda una generación de jóvenes que han crecido leyendo y oyendo hablar con regularidad de experiencias de regresos de la muerte,
regresiones a vidas pasadas, viajes fuera del cuerpo, apariciones de personas muertas y otros fenómenos notables de la vida espiritual. A diferencia de nuestra cultura occidental, en oriente es parte de su lenguaje común y desde siempre hablar de la reencarnación.

 

Lo que ocurre, según creo, es que nos estamos abriendo colectivamente, en nuestro interior y entre nosotros, a estados de conciencia alterados que nuestros antepasados de tiempos remotos conocían bien, pero que hemos
suprimido a cierta altura del desarrollo de nuestra civilización, descartándolos por supersticiosos y hasta demoniacos.

En mi opinión, existe una posibilidad de que este desarrollo pueda ser de gran beneficio a la humanidad, ya que muchos especialistas en el tema han comprobado que cuando practican una regresión a algún paciente por medio de la hipnosis, estos logran curar cualquier problema psicológico o físico que en esta vida los atormenta.

 

Hay muchas personas que regresan de la muerte y dicen que en todos los últimos momentos de su vida terrenal descubrieron que lo más importante que podemos hacer mientras estamos aquí es aprender a amar.

 

Creo que sobretodo en esta época de difusión electrónico mundial, es posible que podamos provocar una renovación espiritual, en la que gente del mundo entero se una en el amor y la paz, mediante la propagación de técnicas que han desarrollado, a través del tiempo, distintos psicólogos.

 

El concepto de la reencarnación consiste en que nuestro espíritu sale del seno de Dios a experimentar para luego volver al padre como un ente creador; a través de las reencarnaciones se experimenta la ley del karma (causa y efecto) porque se debe aprender a dar amor a todos nuestros semejantes utilizando una herramienta única: el libre albedrío. Cada uno de nosotros debe experimentar todos los sentimientos como el odio, rencor, etc. hasta llegar a amar a la persona con quien se haya experimentado aquellos sentimientos. Cada uno decide cuando.

 

El resultado de esta creencia es que cada uno de nosotros es personalmente responsable de sus acciones y sus consecuencias. La verdad es que, de la certeza de que no somos peones del destino, sino que somos libres para crear las vidas que deseemos, entonces surge una gran sensación de libertad.

Antes de seguir hablando acerca de la reencarnación, me parece oportuno comentar desde cuando se tiene  conocimientos sobre este tema.