No es necesario vivir sumido en la oscuridad.

¿Cómo funciona la hipnoterapia?

 La hipnoterapia es un proceso en el que se le ayuda a la persona a utilizar sus propias asociaciones mentales, recuerdos y recursos para lograr un objetivo. Las sugestiones hipnóticas ayudan a activar habilidades y recursos potenciales que ya existen en la persona, pero que no están siendo utilizados por falta de entrenamiento o de entendimiento.

El trance terapéutico es un estado en el que las limitaciones de nuestros pensamientos y nuestras creencias, son temporalmente alteradas, lo cual permite a la persona ser receptiva a nuevos patrones de pensamiento que le facilitan resolver un problema determinado.

¿Qué tan efectiva es?

 La hipnosis es una herramienta sumamente efectiva para comunicarnos con la mente inconsciente. Pocas personas se dan cuenta del poder que su mente inconsciente tiene sobre sus vidas. Muchas de nuestras conductas y hábitos están basados en vivencias que nuestra mente consciente tal vez ya no recuerda, sin embargo en la mente inconsciente se quedan grabadas esas vivencias como recuerdos inconscientes. La hipnosis ayuda a acceder a esos recuerdos y transformarlos de una manera saludable y protegida, con lo cual se logran cambios en los hábitos no deseados más rápidamente.

  La hipnosis es un estado de conciencia en el que están funcionando todas tus habilidades, excepto la parte racional que cuestiona. Esto es de enorme utilidad ya que en muchos procesos terapéuticos, la mente consciente interfiere con el trabajo y evita que se den los cambios. Con la hipnosis se logra “conectar” directamente con la mente inconsciente permitiendo hacer un trabajo terapéutico profundo y obtener los resultados deseados.

¿Qué es la Autohipnosis?

 En realidad toda hipnosis es autohipnosis, ya que la persona misma es la que se va metiendo en el trance. En ocasiones se ayuda con herramientas externas como pueden ser música, o una persona que te va guiando, pero finalmente todo el proceso de entrar en trance lo haces tu mismo.

¿Existe algún riesgo?

 Hay muchos miedos alrededor de la hipnosis, como la creencia de que le pueden obligar a uno a hacer cosas que no quiere o que tal vez ya no “despierte”. Todo esto es falso y resultado de una falta de entendimiento de lo que realmente es la hipnosis.

Es importante señalar que la hipnosis es un estado voluntario. Es decir, solamente funciona cuando la persona está dispuesta a entrar en un trance, y no tiene miedo. Las sugestiones funcionan únicamente cuando la persona está dispuesta a seguirlas. Es imposible obligar a alguien a hacer algo que no va con sus creencias y valores.

Tampoco es cierto que la persona no vaya a despertar, ya que para empezar ¡no está dormida! Como ya mencionamos, la hipnosis es un estado de profunda conciencia no de inconciencia. La persona está totalmente consciente y puede responder a cualquier sugestión que le parezca razonable.

 ¿Qué tan seguido debo escuchar el audio?

Es recomendable escucharlo de una a tres veces al día, durante las primeras dos semanas. Después de este tiempo puede comenzar a escucharse cada tercer día, hasta sentir que ya no es necesario debido a que ya se ha logrado la transformación que se trabajó.