No es necesario vivir sumido en la oscuridad.

Sugestiones para Investigación

            Sugestiones para investigaciones 
 
                Estudio del “trance plenario”
 
Es algo escandaloso que los investigadores de la hipnosis no hayan realizado ni una sola investigación objetiva, de la profundamente conocida etapa de la hipnosis, llamada “trance plenario”, mencionada de paso por investigadores como Erickson y LeCron, entre otros. Es necesario trabajar, para determinar los métodos requeridos para producir este estado; sus correlaciones fisiológicas -particularmente desde el punto de vista de la electroencefalografía-; sus efectos sobre la percepción del dolor; las respuestas condicionadas previamente establecidas y varios estados patológicos.
Exactamente del mismo modo que es lógico mirar al sistema nervioso central, en busca de guías que conduzcan a las correlaciones fisiológicas de la hipnosis lo es, igualmente, pensar que estos cambios -cualquiera que resulte ser, por último, su naturaleza-, se manifestarán con mayor claridad, en las etapas más profundas de la hipnosis.
 
Investigación neurofisiológica
 
El trabajo realizado con animales, mediante electrodos intracerebrales, está comenzando a arrojar luz, poco a poco, sobre la “naturaleza física del pensamiento” (Rusinov y Rabinovich, 1958); en algunos de los procesos fundamentales de la conciencia (MacLean, 1957) y en la “percepción inconsciente” (Rowland, 1959).
Se ha demostrado que una técnica similar es aplicable al hombre y ya se ha trabajado algo con pacientes psicóticos, a quienes se les implantaron electrodos fijos. Puede predecirse que, antes de mucho, se hallarán formas de llevar a cabo tales estudios, con sujetos normales intactos. Nuestra mayor esperanza está centrada en el perfeccionamiento de esos métodos, para la demostración objetiva de las correlaciones fisiológicas de la hipnosis.
 
La repetición crítica del trabajo previo
 
Puede esperarse que el mejoramiento de los métodos, aplicados a los datos controvertibles que existen, eliminen buena parte de la confusión que hay en la literatura, como lo hizo el trabajo de Chapman, Goodell y Wolff (1959), sobre la modificación, por medio de la hipnosis, del reflejo del axón y del fenómeno vasomotor de la piel.
Un análisis cuantitativo más preciso, que ahora sería posible gracias a novísimas técnicas de instrumentación, bioquímicas y de otros tipos, revelaría más claramente las posibilidades de la sugestión hipnótica de actuar sobre el funcionamiento somático y dilucidaría los papeles desempeñados por: la “profundidad hipnótica”; la sugestión directa y la indirecta; la repetición y otros factores de los que ya he hablado.
 
Estudios clínicos experimentales
 
La aplicación directa de la sugestión hipnótica a problemas clínicos, en estudios controlados, ha sido muy descuidada.
Un experimento realizado hace poco, demuestra que, por medio de la sugestión hipnótica, puede conseguirse la eliminación unilateral de verrugas, poniendo de manifiesto, así, algunas de las posibilidades que se abren en el terreno de la dermatología (Sinclair-Gieben y Chalmers, 1959).
La aplicación de métodos de experimentación mejorados, a problemas clínicos tales como la influencia de la hipnosis sobre: el ciclo menstrual; el aumento de la fertilidad; el control de las hemorragias durante los trabajos odontológicos; la cicatrización de las heridas; la disminución del dolor causado por la contracción uterina durante el parto, para sólo mencionar algunas posibilidades, son cosas factibles en el presente estado de nuestro conocimiento, y sólo esperan a un investigador calificado, ayuda económica y fomento académico.
 
Evaluación de la literatura soviética
 
No es posible hallar en ninguna parte, un estudio crítico, hecho por investigadores competentes, de la literatura soviética original en el campo de la fisiología de la hipnosis. Y, si tal estudio, no es posible evaluar, y mucho menos reproducir, los experimentos mencionados en esa literatura, que parecen ser muy importantes. Debe ser relativamente fácil obtener ayuda económica para realizar ese estudio, que conduciría a trabajos más fructíferos y a evitar la innecesaria duplicación de esfuerzos.