No es necesario vivir sumido en la oscuridad.

LA INJUSTICIA DEL SER HUMANO

Fotos: 
LA INJUSTICIA DEL SER HUMANO

 LA INJUSTICIA DEL SER HUMANO
Que es el amor que nace cada instante en nuestro interior, y nacen esas ganas de vivir de formar nuestro camino de la vida, y desarrollar crecer y
Morir. Todo es una ilusión con trampas y engaños, estamos preparados para la eternidad.
Es algo que me pregunto una y otra vez.
Algo que nace en nuestro interior y nos tortura una y otra vez la ilusión, el poder, la ambición la vida, todo es imaginario, el miedo es la formación que nos prepara a aumentar nuestra oscuridad, inseguridad, deformación de nuestra mente y morir, sin haber conocido nuestra naturaleza.
Cayendo en la trampa de la oscuridad en la turbulencia y dudas de nosotros mismos en la desesperación.
Perdiendo nuestra orientación dejándonos en un estado plenario ciegos y perdidos.
La palabra es el fruto que nos sugestiona, y nuestra mente es nuestro peor enemigo, todo es supervivencia.
El miedo tiene mente propia y nos domina hacia el camino del desorden de nosotros mismos, todos somos uno y uno somos todos.
Que es la vida que somos sino seres humanos o algo perteneciente a la tierra.
Pertenecemos en los tiempos mas remotos de nuestro pasado, somos pasado destructores del mismo amor que buscamos en nuestra trayectoria de desarrollo somos infieles a nuestra misma naturaleza cobardes de nosotros mismos.
Los sistemas se cuidan de guiar los pasos a seguir y dominar y plasmar la forma de vivir y moverse a su antojo y sistema a seguir de nuestra vida, confundiendo con palabras la divinidad de nuestra propia naturaleza.
Las fuerzas del poder de un sistema es una masa compuesta de armas y religión, con ello se cocina el mal, la injusticia, el sacrificio de nuestra naturaleza, la confusión, la esclavitud, hasta convertirnos en esclavos de un sistema Político, Religioso dominados con la ayuda de la medicina psiquiatra, y laboratorios, queda dando a su merce y colgados de la cruz.
Me doy cuenta que es un engaño y un error de mi mismo querer curar personas enfermas, porque la enfermedad la tiene que curar uno mismo.
Ni los médicos, psiquiatras, psicólogos, ni nadie de la medicina, puede hacer algo, solo justificarse por lo que son nada mas.
No somos dioses somos seres humanos buscándonos a nosotros mismos.
He llegado a la conclusión que es mejor coger pacientes que estén completamente sanos, bloqueando todas las enfermedades que pudieran caer en un sistema político o religioso, o de las mismas personas ya afectadas por lo dicho.
De esta forma seriamos inmunes a cual quier dominación.
Pensemos que tanto el bien como el mal son productos de la misma idea creada por los sentimientos la parte emocional y las palabras parlamental de la humanidad. Que desastre de planeta, somos como una planta sin raíces superficial sin profundidad, que triste que triste.
Los animales actúan por el instinto, cada uno a su ritmo.
El pasaje las palabras son turbulentas son repetidas una y otra vez, y a eso se llama sugestión, siempre se habla del bien y no del mal, los seres humanos puestos por un sistema religioso o politicamente, unos llevan la cruz hacia abajo y otros hacia arriba, donde esta el problema de la duda de los dos puntos, la misma inseguridad personal el miedo de nosotros mismos.
Hablamos y hablamos esta es nuestra enfermedad, sino fuese así seriamos perfectos no habría enfermedades ni envidias, actuando por instinto sin ser sugestionado por nadie solo instinto.
El amor destruye la verdad, por que huimos de ella, las dudas cada vez son más confirmadas de lo que tenemos frente a nosotros.
Somos nómadas del pasado, fluyendo volviendo siempre a la misma idea.
Los seres humanos contienen la virtud y perseverancia de caer en la misma oscuridad y laberinto del llamado No humanidad, el hombre destruye su propia energía, cayendo en su agonía de las enfermedades del pensamiento de no estar vivo.
El ser humano o zombi, nos movemos por interés el egoísmo la envidia, no por el instinto el sentimiento o el amor, la fe propia del ser humano tardara toda la eternidad para que se de cuenta que no existimos.
El Instinto permanece activo cuando no pensamos.
El Sentimiento es la confusión plenaria de nosotros mismos.
El Amor es el fruto de los sentidos que hace perder la realidad.
La Fe es la fuente de la supervivencia.
Los elementos de la naturaleza son visibles y confirmados, ella no nos traiciona, ella nos la muestra tal como se formo en su origen de los átomos, nos enseñan que los ríos son la rapidez de la vida, las montañas las personalidades del hombre, el hielo el control de nuestra energía, los caminos los cambios de la personalidad, los abismos la búsqueda de nosotros.
La hipnosis me ha enseñado a comprender que cada ser tiene la obligación de investigar su naturaleza y entender cada hecho de sus movimientos y sus actos. Somos orgullosos despreciables e inhumanos.
Una masa es puesta por varias personas, y una de ellas es la que dirige, la que ordena la que ejecuta, nadie puede dominar a nadie por que la que dirige no es acto humano, es un ser sin control de el mismo, como puede enseñar a caminar, como puede llevar una fuerza que no domina, el magnetismo solo puede chillar y señalar.
El silencio humano es el lenguaje que puede pasar las cumbres más altas de la tierra, y conseguir llegar en la puerta del umbral.
Antonio Cosme Egea Panadero
04/12/2016.