No es necesario vivir sumido en la oscuridad.

Consideraciones metodológico 

 Características del estado de trance

Quienes trabajan en este campo, cada vez tienen más conciencia, de que varía mucho la profundidad a que los individuos pueden llegar en el trance hipnótico. Además, el hecho de que existe una gran zona sobrepuesta entre la “hipnosis” y la capacidad de recibir sugestiones en la “vigilia”, ha sido recalcado por investigadores como Weitzenhoffer (1953), quien dice que, en algunas personas, fenómenos que ordinariamente son observados sólo en el trance hipnótico, pueden ser fácilmente provocados en la vigilia; esto es, sin que sean precedidos por ningún método de inducción. Puede haber, entonces, poca duda de que, en ciertos individuos, fenómenos tales como la anestesia, pueden ser inducidos simplemente por medio de una enérgica sugestión en la vigilia, mientras en la mayoría de las personas, el mismo estado sólo puede producirlo el trance hipnótico.
Este estado de cosas complica, necesariamente, los intentos de evaluar los cambios fisiológicos producidos por la hipnosis, en particular a causa de que todavía no poseemos ningún método objetivo para determinar la existencia del trance hipnótico. El trabajo de Orne (1951) y los de otros, han demostrado con cuánta facilidad puede ser confundida, la simulación da la hipnosis, con la presencia del estado de trance, juzgado mediante el criterio clínico.
Debe observarse, también, que prácticamente carecemos de estudios de carácter controlado, relativos al grado en que la sugestión en la vigilia, es capaz de alterar el fenómeno fisiológico."