No es necesario vivir sumido en la oscuridad.

Autohipnosis

La autohipnosis como lo indica la propia palabra es una hipnosis autoinducida, o sea que uno mismo es el que se hipnotiza. Esto tiene muchas ventajas; hay que pensar que hay personas que ofrecen cierta resistencia a se hipnotizadas, ya sea por miedos internos o por la incapacidad de verse sometidas por otro. A este tipo de de sujetos les puede ser muy útil la autohipnosis. 
La autohipnosis también es muy útil en el caso de que sea necesario realizar una terapia intensiva, ya que posibilita que sea el propio sujeto el que se la aplique sin necesidad de tener que ir cada dia al hipnólogo. 

La autohipnosis tiene ciertas limitaciones. No es lo mismo dejarse llevar en una sesión hipnótica que tomar parte activa y pasiva al mismo tiempo en una sesión de autohipnosis, ya que por un lado uno mismo tiene que sugerirse sensaciones de relajamiento y sueño y por otro dejarse llevar por esas mismas sensaciones, lo cual resulta más complicado. 

Otra limitación de la autohipnosis es que no se consigue alcanzar estados muy profundos. En cualquier caso con un grado medio y realizando una terapia constante sería suficiente para obtener resultados muy notables. 

Miedos a la autohipnosis: 

Uno de los principales miedos es el no poder salir del estado autohipnótico. Bueno esto al igual que en la hipnosis es totalmente imposible y que yo sepa no hay ni un solo caso reportado, en todo caso lo que puede pasar es que uno se duerma de forma espontanea y despierte después de un sueño reparador. 

Miedo a perder la consciencia. 
Al igual que en hipnosis no se pierde la consciencia, es más; uno mismo puede decirse "ahora quiero salir de este estado" o "voy a contar hasta 5 y a la de 5 abriré los ojos y despertaré". Como ya he dicho antes el sueño fisiológico puede sobrevenir expontáneamente más aun en aquellos caso en los que la persona tiene cansancio o falta de sueño. 

Cointraindicaciones para utilizar la autohipnosis 

Personas que tengan graves transtornos de la personalidad y aquellas que son fantasiosas en exceso. 

¿Cual es el límite? 

Pues es difícil de saber! .Hay muchos investigadores que tratan por medio de la experimentación abrir nuevos caminos a la técnica hipnótica. Si bien es cierto que la terapia hipnótica nunca bajo ninguna circunstancia debe ser sustituta de una terapia médica (y yo no seré quien recomiende esto) si que es cierto que la hipnosis puede ser un buen complemento ya que se demuestra efectiva en muchas enfermedades de origen psicosomático. Parece ser que por medio de la hipnosis se puede influir de alguna manera en el cuerpo y no solo para hacer que el corazón disminuya sus pulsaciones, o para inducir anestesia hipnótica; si no para curar enfermedades de la piel, obesidad, impotencia, frigidez, enuresis, tics, dolores musculares y un largo etc incluso hay médicos que están combinando en casos de cancer tratamientos de radio y quimioterapia con sesiones de hipnosis según ellos con unos resultados que dan que pensar que quizás sea de utilidad. Y que decir de la estimulación del crecimiento de pechos y alargamiento del pene mediante técnicas hipnóticas. 
La hipnosis nos brinda un mundo infinito de posibilidades tanto en el terreno de la salud mental y física como en la estimación de las capacidades cognitivas. No es de estrañar que hayan empresas que la utilicen para estimular a sus empleados. 
De todas maneras quiero ser un poco escéptico al menos hasta que esté ampliamente demostrado mediante experimentación; no debemos caer en el error de considerar a la hipnosis una panacea, en mi opinión no lo es, pero también soy consciente que hay un largo camino que recorrer. Buenas noches! 

¿Es peligrosa la hipnosis? 

No! la hipnosis no es peligrosa en si misma, pero su mal uso y desconocimiento de lo que es si que puede serlo. En principio el 90% de las personas serían hipnotizables en un u otro grado y esto no representaría ningún problema para su salud mental; pero si que es cierto que está muy contraindicada en aquellos casos de personas que tienen epilepsia o que son personas muy perturbadas emocionalmente. En tales casos no es recomendable usar las técnicas hipnóticas. 
La hipnosis no puede producir locura pero si puede desencadenarla si esta se encuentra en estado latente esto es extensible también a aquellas personas que tienen antecedentes familiares. 

Es curioso ver que aparatos tan inofensivos como las consolas de bolsillo ya especifican que las personas epilépticas se abstengan de utilizarlas. parece ser que los destellos intermitentes pueden esencadenar brotes epilépticos. 

Otro de los peligros es su mal uso en programas de televisión ya que se puede causar un daño irreparable en una persona si se le hace sentir una determinada cosa que justamente la vivió como trauma en algún momento de su vida. No es justamente un escenario el mejor lugar para esto. 

En definitiva; la hipnosis si es usada correctamente no es en absoluto peligrosa. 

Tests de sugestibilidad II 

Ya hace tiempo traté este tema y expliqué como realizar el test de las manos entrecruzadas. Siguiendo esta línea y para ampliar tema voy a pasar a explicar como se realiza la prueba de sugestibilidad de "levitación del brazo" esta técnica me gusta bastante ya que los sujetos no suelen ofrecer mucha resistencia en tanto que no es una técnica autoritaria. Recuerdo que la primera vez que supe de esta técnica la utilizaron conmigo, debería por aquel entonces unos 8 años. Que decir que en aquel tiempo no tenia ni idea de que aquello tenía que ver nada con el tema que aquí se trata. Pero me funcionó y realmente me impresionó. 

Bien pues manos a la obra. 

Para empezar hay que situar al sujeto sentado en una silla lo más cómodo posible y con ambas manos sobre sus regazos. Entonces se le dice "Observe atentamente su mano derecha, dentro de poco se dará cuenta que uno de sus dedos se mueve ligeramente, es posible incluso que se contraiga, pero no interfiera en esos movimientos solo obsérvelos y experimente las sensaciones que se le presenten" 
Una cosa muy importante es llamar la atención del sujeto en el mismo instante en que ese hecho se produzca; el no lo sabe pero es un hecho fisiológico el que tarde o temprano se moverá algún dedo. Entonces hay que convencerle de que esto a sucedido porque sus dedos empiezan a responder a las sugestiones. A partir de aquí el sujeto empieza a tornarse más crédulo y seguirá con facilidad las siguientes sugestiones. 
En este punto puede dedir "ahora fíjese empezará a notar en sus dedos una sensación leve de ligereza que irá aumentando", "sus dedos comenzarán a flotar, sigua prestando atención a su mano derecha y experimente las sensaciones de ligereza" 
"Poco a poco va notando que su mano se hace cada vez más ligera y flota, flota", "es como si tuviese un globo atado a la muñeca" 
Solo hay que ir dando estas sugestiones. También debe sugerirse que a medida que ascienda la mano la respiración será más profunda y que estará mas relajado. 
En el caso de que el brazo se eleve por encima de la frente tendríamos ante nosotros a un muy buen sujeto. 

Estas técnicas como ya dije se utilizan para calibrar el grado de susceptibilidad a la hipnosis sin exponer en exceso la autoridad del hipnólogo en caso de fallida. No obstante son utilizadas mayormente por principiantes ya que los expertos inducen la hipnosis directamente.