No es necesario vivir sumido en la oscuridad.

Aplicación del método indirecto

 Provoque la oclusión de los ojos diciendo : “ Con los ojos cerrados utilizará mucho mejor la imaginación. Cierre los ojos y evite toda interferencia exterior”. A partir de este punto, prosiga con otros procedimientos teniendo cuidado de sustituir las expresiones como “profundamente dormido” por “agradable tranquilidad”, “serenidad emocional”, “sensación de flotar libremente” o “elevación espiritual”, que tienen el mismo efecto. En lugar de “sugestión” hable de “mejorar la propia imagen”."