No es necesario vivir sumido en la oscuridad.

¿Que es la Hipnosis?

¿Qué és la Hipnósis?
Según Michael Yapko, “la hipnosis es un proceso de comunicación influyente en el cual el operador saca y guía las asociaciones internas del paciente a modo de establecer o reforzar asociaciones terapéuticas en el contexto de una relación mutuamente responsiva y colaborativa y orientada a una meta.” aunque existen diversas definiciones de la Hipnósis, creemos que esta en concreto, es la que mejor define a esta técnica psico-médica.

El hipnotismo bien empleado alcanza un sinfín de resultados positivos. Si por ejemplo, entre familiares o amigos aprenden a administrarse entre ellos sugestiones hipnóticas, pueden ayudarse mutuamente a dormir mejor, a relajarse, aumentar la confianza en uno mismo, o a remediar y aliviar muchas incapacidades y enfermedades e incluso mejorar la concentración y la memoria, entre otras interesantes ventajas. A nivel profesional y de negocios, ayuda a uno a dirigirse con mayor seguridad y tranquilidad hacia los demás.

Muchos profesores, ejecutivos, doctores, políticos, etc., utilizarían de manera consciente o inconsciente estas técnicas, lo que les permitiría influir y controlar mejor a los demás, en sus relaciones sociales.

Con respecto a la investigación psicológica y psíquica, las sugestiones hipnóticas pueden producir el desarrollo o ampliación de facultades que el sujeto puede tener dormidas, aletargadas.

Entre estos están la regresión, con la cual, al pedirle a un sujeto que haga más agudo unos de sus sentidos, le permite mantenerlo más perceptible a determinadas sensaciones que lo normalmente tiene en estado consciente. Esta técnica permite ampliar las sensaciones del tacto, olfato, gusto, visión y audición, a límites inimaginables.

Asimismo, con respecto a la regresión a través de la misma técnica de sugerencia hipnótica, permite al sujeto moverse mentalmente hacia atrás en el tiempo, y recuperar recuerdos que normalmente le seria imposible de percibir.

Esta técnica también se aplica al recuerdo de sueños, y a personas que admiten haber sido abducidas o manipuladas por seres no visibles (los conocidos como “visitantes de dormitorio”). Cabe recordar que para estas pruebas y experimentaciones, el hipnotizador debe tener un elevado grado de seriedad, experiencia y conocimientos del tema.